¡Revitaliza tu cultivo!

El estrés hace a tus plantas vulnerables. Las enfermedades del suelo se aprovechan de las plantas estresadas para infectarlas a través de sus raíces. Tú puedes evitar esto. Protégelas con TRIANUM® inmediatamente después de la siembra para impedir que las enfermedades transmitidas a través del suelo tengan ventaja.

¿Qué es TRIANUM®?

TRIANUM® es el poderoso fungicida biológico de Koppert que nutre las raíces al mismo tiempo que garantiza la máxima protección contra los patógenos del suelo como Fusarium, Sclerotinia, Rhizoctonia, Phytium, etc. No hay posibilidad de que los patógenos desarrollen resistencia a TRIANUM®.

PROTEGE actuando como preventivo de enfermedades del suelo producidas por hongos patógenos.

ALIMENTA las plantas, metabolizando sustancias que mejoran la nutrición vegetal.

El secreto de TRIANUM® es la exclusiva cepa T-22 de Trichoderma harzianum. Después de un completo y exhaustivo proceso de selección, se eligieron dos cepas de Trichoderma harzianum con muy buenas propiedades de resistencia a enfermedades. Una de estas cepas funciona muy bien a altas temperaturas y en condiciones secas, mientras que la otra actúa mejor en condiciones frías y húmedas. Ambas cepas fueron cruzadas y el resultado fue TRIANUM®.

Debido a su agresividad natural, la cepa T-22 coloniza en un tiempo récord el sistema radicular de la planta protegiendo las raíces y destruyendo a los patógenos al mismo tiempo:

  • Crece en todo tipo de medios de cultivo.
  • Crece en las raíces de todos los tipo de plantas.
  • Puede ser usada en combinación con la mayoría de fungicidas.
  • Mejor adaptabilidad en suelo:
  • Crece entre 8º y 34°C, y con niveles de pH entre 4 y 8,5.

La cepa T-22 es producida y comercializada exclusivamente por Koppert.

T-22 es una de las pocas cepas de Trichoderma harzianum con registro europeo para su venta (Inscrito en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios con el nº 25.889) y con autorización para su uso en agricultura ecológica (Registro CAAE).

  1. Reducción de fungicidas.
    TRIANUM® sustituye los fungicidas convencionales del suelo, reduciendo los insumos químicos.
  2. Compatibilidad.
    TRIANUM® es compatible con todos los insecticidas, nutricionales y con la mayoría de los fungicidas.
  3. Mayor uniformidad.
    A diferencia de muchos fungicidas convencionales, TRIANUM® no detiene el crecimiento de la raíz o de la planta.
  4. Disminución de plantas débiles.
    Con TRIANUM® se reduce significativamente la producción de plantas no óptimas.
  5. Seguridad ambiental.
    TRIANUM® es completamente seguro para las personas, la vida silvestre y el medio ambiente. TRIANUM® no tiene efectos fitopatógenos sobre los cultivos.

¿CÓMO FUNCIONA TRIANUM®?

Después de la aplicación, el hongo beneficioso Trichoderma harzianum (cepa T-22) crece muy rapidamente a lo largo de las raíces para proteger la planta por cinco mecanismos biológicos:

  1. Competencia por el espacio.
    TRIANUM®forma rápidamente una barrera física a lo largo de la superficie de las raíces, con lo que los patógenos no se pueden establecer.
  2. Competencia por nutrientes.
    TRIANUM® y los patógenos de suelo, se alimentan de los exudados de las raíces. TRIANUM® utiliza estos nutrientes mucho más eficazmente, no dejando recursos alimenticios para los patógenos y superándolos en la zona de la raíz.
  3. Micoparasitismo.
    TRIANUM® crece alrededor de los patógenos y produce enzimas que descomponen sus paredes celulares, desactivándolos y eliminándolos.
  4. Fortalecimiento de la planta.
    TRIANUM® promueve un sistema radicular más saludable, con más pelos radiculares, mejorando así la absorción de agua y nutrientes. El resultado es un cultivo más fuerte y más uniforme, especialmente cuando las plantas se cultivan bajo condiciones subóptimas, o donde se utilizan fungicidas.
  5. Facilita la absorción de nutrientes.Algunos elementos nutricionales se fijan a veces en el suelo y no pueden ser absorbidos por la planta, llamándolos “no asimilables”. Esto ocurre particularmente en suelos con un mayor nivel de acidez (es decir, con un pH más bajo). El fosfato forma frecuentemente con el calcio, el hierro u otros oligoelementos, compuestos “no asimilables” por la planta. TRIANUM® tiene la capacidad de hacer que muchos de estos nutrientes “no asimilables” estén disponibles para que la planta los absorba. Como por ejemplo, el manganeso, de gran importancia y esencial para que la planta combata enfermedades.
  1. Hacer una dilución previa con TRIANUM® y agitar bien.
  2. Añadir el volumen de agua necesario para alcanzar la solución final deseada.
  3. Agitar continuamente para mantener una distribución homogénea de esporas.
  4. Aplicar la solución el mismo día de la preparación.

Aplicación para el sistema de irrigación (goteo):
Se recomienda aplicar TRIANUM-P en la última fase del riego.

Semilleros, viveros:
Primera aplicación inmediatamente después de la siembra. Repetir después de cambio de contenedor/trasplante a uno más grande, o cada 10 semanas para sustrato orgánico o 4 semanas para sustratos mineral.

Cultivos en suelo:
Primera aplicación justo después de la plantación. Repetir aplicaciones cada 20-30 días.

Cultivos frutales:
Realizar 5 aplicaciones al año.

TRIANUM-P se empaqueta en una bolsa de polietileno metalizado dentro de una caja de cartón. Formato: 500 g

Plazo de seguridad:
TRIANUM® no deja residuos peligrosos ni en las hojas ni en la fruta.

Conservación y almacenaje:
Almacenar en un sitio fresco y seco. Preferentemente a 4 -8°C.
Almacenar dentro del envase original.

Compatibilidad química:
TRIANUM® es compatible con casi todos los fungicidas, fertilizantes e insecticidas/acaricidas.

En general se recomienda lo siguiente:

  • Se recomienda no mezclar en el tanque TRIANUM® y productos químicos. Solo hacerlo en caso necesario y con los productos compatibles para mezcla.
  • Contactar con el técnico para la información sobre la compatibilidad química o consultar la guía de efectos secundarios de Koppert.

El ingrediente activo de TRIANUM® es Trichoderma harzianum cepa T-22. Ésta es la cepa de Trichoderma más estudiada en el mundo. Las primeras investigaciones datan de los años 80 y fueron realizados por Gary Harman, de la Universidad de Cornell, en los Estados Unidos. Posteriormente, científicos de todo el mundo han demostrado que esta cepa puede hacer una buena contribución a la reducción de las enfermedades transmitidas por el suelo. También se han observado efectos constantes de fortalecimiento de las plantas. Koppert Biological Systems ha realizado investigaciones sobre TRIANUM® en muchos países desde 1999. Nuestra investigación examinó tanto el efecto sobre las enfermedades transmitidas por el suelo como los del fortalecimiento de las plantas. Los resultados obtenidos fueron sorprendentes.